Swing Mad | PAUL WELLER
50620
single,single-post,postid-50620,single-format-standard,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.3, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.1,vc_responsive

PAUL WELLER

Paul Weller

PAUL WELLER

Mi padre nació exactamente el mismo día del mismo año que Paul Weller. Como era de esperar, no se parece en nada a él. Ni siquiera le gusta su música. Pero un vicio que tengo es comparar las fotos antiguas de mi padre con las de Paul y ver la evolución de ambos. Lo que más me llama la atención es ver en como uno se va aburguesando de forma inevitable mientras que otros mantienen siempre el espíritu rebelde y la actitud inconformista de los 20 años, la época en la que “la vida es una bebida y uno se emborracha cuando es joven”.

Paul Weller acaba de publicar su nuevo disco, Saturn Patterns. Es su disco en solitario número 12, pero si sumamos su obra con sus dos grupos anteriores, The Jam y The Style Council, serían 24. Y los treinta y siete años que separan el primero del último se notan, y de qué manera. En su primera época, Weller era conocido como The Modfather y, era, aunque él siempre odió esta descripción, la voz de su generación. Esto implicaba no ser solo el estandarte musical, sino también de unas maneras, una visión del mundo y un estilo concreto.

October 1977 --- Paul Weller of the Rock Band The Jam --- Image by © Neal Preston/CORBIS

October 1977 — Paul Weller of the Rock Band The Jam — Image by © Neal Preston/CORBIS

Por supuesto, este estilo abarcaba la moda: él fue la única figura que, en medio de la explosión punk del 77, tuvo la osadía de salir en los conciertos y en las portadas de sus discos con unos trajes a medida, de sastre italiano. Y él, al contrario que algunos miembros de los Sex Pistols o The Clash, era de familia auténticamente obrera: se gastaría todo el dinero que tenía, pero sabía que nunca podría ser uno más del rebaño.

Pero el estilo Mod se le quedó pequeño muy pronto. Su música evolucionaba de una forma tan radical como su música y era muy complicado seguirle la pista. En el año 1995, en medio de la eclosión del Brit Pop, publicó el himno: The Changingman en donde dejaba claro su credo: “soy el hombre cambiante, construido sobre arenas movedizas”.

 

Desde entonces no ha dejado de cambiar, tanto musical como estilísticamente, disco a disco. Ya no es el portavoz de la juventud, pero es el faro de los músicos conforme se hacen mayores. Una guía de como evolucionar con un estilo diferente y fiel a sus ideas.

VISTE Y BAILA

 

spotify

Escrito por Rafa Neira.

Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.