Swing Mad | LA ABOGACÍA Y LA CONFIANZA
50990
single,single-post,postid-50990,single-format-standard,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.3, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.1,vc_responsive

LA ABOGACÍA Y LA CONFIANZA

DSC_7235

LA ABOGACÍA Y LA CONFIANZA

En el trabajo en general, y en mi profesión en particular, la base fundamental es la CONFIANZA. Bajo mi punto de vista, lo que marca la diferencia en un mundo tan competitivo y global como en el que nos movemos, además de la dedicación, interés y cariño que cada abogado esté dispuesto a asumir en los casos que se nos presentan a diario, valores como la cercanía, la educación y el trato al cliente adquieren dimensiones hasta ahora desconocidas.
No tenemos que olvidar que actuamos en nombre y representación de terceros y que los encargados de impartir justicia son personas de carne y hueso, por lo que en ocasiones incluso los más insignificantes gestos como una buena apariencia o un adecuado formalismo pueden inclinar la balanza en determinadas situaciones, y sino que se lo pregunten a los amantes del género cinematográfico de los grandes dramas judiciales, cuyos protagonistas en su papel de juristas elegantes y agresivos eran casualmente encarnados por figuras de la talla de Paul Newman en “Veredicto Final”, Matthew McConaughey en “El Inocente” o Ryan Gosling en “Fracture”. Consecuencia de todo ello es la importancia que le dan, y que no siempre es reconocida, tanto las personas físicas como los representantes de las Sociedades Mercantiles a esta circunstancia.
Y es precisamente aquí donde entran en escena mis amigos de SWING MAD. Pero volvamos de nuevo a la CONFIANZA. Cada uno tiene su estilo. Particularmente no soporto a esos letrados pedantes, estirados y sabiondos que se creen el centro del universo, con aspecto recargado y poco natural, y eso en SWING lo saben. Lo primero depende de mí, no así lo segundo. Ellos se amoldan a ti, sin forzar, sin agobiar. Sencillez, elegancia y naturalidad, eso ha hecho que mi confianza en ellos sea plena.
Y además son jóvenes. Y son emprendedores. Y son trabajadores. Y son profesionales. Y son buena gente. Y son mis amigos. Y sus éxitos son mi alegría.

DSC_7111 DSC_7189 DSC_7213 DSC_7235 DSC_7249 DSC_7300 DSC_7313  DSC_7327 DSC_7474 DSC_7499 DSC_7517DSC_7663 DSC_7678DSC_7683

Texto; Ignacio Arsuaga (Abogado en PEREZ DE AYALA ABOGADOS).

Foto; Alvaro Medina.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.