Swing Mad | KING OF COOL
50634
single,single-post,postid-50634,single-format-standard,edgt-core-1.1,ajax_fade,page_not_loaded,,vigor-ver-1.3, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.1,vc_responsive

KING OF COOL

Steve McQueen

KING OF COOL

Está bien escribir sobre ESTILO de HOMBRE, MODA y MÚSICA, será un ejercicio de autocomplacencia y de evocación sencillo; imposible decir que no a los creadores de SWINGMAD.

Sin considerarme el único, diletante y aspirante a gentleman driver y –cada vez menos- joven amante de la MODA y los iconos sin fecha de caducidad, este post no deja de ser un pretexto impoluto para airear mis filias en un TRAJE A MEDIDA como el que proporciona este medio:

En tiempos de mediocridad estética y pretendida modernidad, donde todo son equilibrismos por resultar genuino, pocos serán los que no estén de acuerdo en el apodo y condición de “KING OF COOL” del sujeto del presente post…si queridos, otro rendido e indisimulado admirador de STEVE McQUEEN os escribe.

 

steve

 

STEVE McQUEEN, el ESTILO de un tío con SWING, ELEGANTE sin pretenderlo, creíble con una camiseta para montar en moto (y no hablo del presente postureo café-racer,*véase “La Gran Evasión” o cualquier anuncio rodado pilotando para Honda en el 73), con ESMOKING o enfundado en la más alta SASTRERÍA (*Véase “El Secreto de Thomas Crown”).

Diré más, en un tiempo en el que ser actor en Hollywood era sinónimo de proyectar status y pertenencia al “star system” con un Oscar en las manos, STEVE McQUEEN no soltaba el cigarrillo de la suya y alternaba mujeres, motos y coches de carreras con la misma naturalidad de quien transforma en MODA chaquetas, botas, relojes, gafas..y un sinfín de artículos -ver Persol 714, Tag Heuer Carrera, chaqueta Harrington etc.-, que el legitimaba como COOL de la noche a la mañana.

Es precisamente, ese desapego por la moda establecida, con la comodidad en el vestir y en el “estar” como bandera (ya sea compartiendo rancho y caballos con James Coburn, o dejándose ver con su profesor y amigo Bruce Lee en los boxes de Le Mans), lo que le convierten más de tres décadas después de su pérdida en ese j***** inspirador Rey de lo COOL.

El don de convertir simples máquinas de dos (Triumph Bonneville) o cuatro ruedas (nunca se vendió tanto el Ford Mustang como en el ´68 -véase “Bullit”-) en perdurables símbolos COOL, era algo sólo concebible dentro de las inocentes mentes marketinianas del momento si STEVE McQUEEN los marcaba con una raya en el suelo y los hacía suyos.

VISTE Y BAILA

 

Escrito por Luis Díaz-Obregón

3 Comments
  • Thanks very interesting blog!

    septiembre 25, 2015 at 9:07 am
  • Excelente artículo, con la palabra exacta en cada frase y bien escrito por otro individuo con swing, espero que sea el primero de muchos.

    octubre 29, 2015 at 6:32 am